lunes, 27 de febrero de 2012

Cómic

La vuelta al curso ha sido más relajada que el cuatrimestre pasado, en cuanto a cantidad de trabajo y fechas de entrega. Parece que hasta los profesores se lo están tomando con más tranquilidad. ¡Pero el que estemos más relajados no significa que la cosa se haya parado por completo! Los trabajos siguen saliendo como setas, y las entregas cada vez están más cerca.. Aun las cosas están muy en el aire, así que de momento os voy a enseñar algunos pequeños trabajos semanales que hacemos para Cómic. Desde que me matriculé, tenía ganas de empezar a crear historias y plasmarlas en viñetas, probar con diferentes estilos, aprender cómo organizar una página, que me enseñaran a escribir algún guión, a crear personajes... etc.

Uno de los trabajos más extensos es el de "Los mil personajes". Sí, sí, MIL. Se dice pronto... pero ahí están. La ventaja es que no tienen que ser personajes muy trabajados. Por poneros un ejemplo, con dibujar una papelera con ojos, valdría. Además, sabiendo que para dentro de tres meses tienes que presentar nada más y nada menos que mil personajes... te terminas acostumbrando a llevar a todos lados un cuaderno y un boli, lápiz o lo que sea. Aquí os dejo unos pocos que tengo hechos, copiados de el cómic "Tres veces uno" de Gabrielle Piquet (cómic que os recomiendo, tanto por la historia, como por el mismo estilo de dibujo).



Otro trabajo consiste en contar una historia relacionada con el ataque de las Torres Gemelas de Nueva York. Cada uno lo ha enfocado a su manera, desde ver el atentado desde abajo de las torres, hasta verlo por una pantalla de televisión... Yo me decanté por contar lo que pasó jugando con las viñetas mismas, así que aquí tenéis el resultado.


"11-s"
Tinta sobre papel; 18x24cm

Y por último una historia sobre "Un hombre muerto en la calle". La historia consiste en que en la calle hay un hombre muerto y la gente se acerca y le observa, aparece una ambulancia y lo recogen. Después la gente se va, cada uno por su cuenta, y la calle queda vacía, como si no hubiera pasado nada. La historia ocurrió en realidad y queda reflejada en cuatro fotografías que realizó Brassï (Gyula Halász) un fotógrafo húngaro: “Un homme meurt dans la rue” (1932). Para el dibujo nn este caso también me he inspirado en el cómic "Tres veces uno" de Gabrielle Piquet.




"Un hombre muerto en la calle"
Tinta sobre papel; 21x29,7cm